MESA DE REGALOS

julio 1, 2015

Hola!!! Como se habrán dado cuenta hace mucho que no hago un post acerca de bodas o bueno exclusivamente de la mía y se debe a varias razones, la principal y más importante es que no me ha dado la vida para concentrarme y escribir sobre el tema. Resulta que si es padrísimo organizar tu boda pero la verdad es que hay mil cosas por definir, seleccionar y organizar, lo principal es ponerte de acuerdo con el “novio” y resulta que aunque Beto y yo nos entendemos a la perfección y creemos querer lo mismo a veces surgen las dudas y el desacuerdo. Las otras razones ni vale la pena mencionarlas porque la verdad ya hasta flojera me dan pero el caso es que ya estoy de vuelta y para quedarme.

Entre las mil y una cosas que tenemos que hacer las novias que estamos rumbo al altar es decidir sobre la “mesa de regalos”. Ahora esta muy de moda abrirla en alguna tienda departamental como Palacio de Hierro o Liverpool, aunque a los abuelitos o incluso a los papas muchas veces les cuesta trabajo entender el porque debemos de pedir regalo. Yo en lo personal no es que quiera aprovecharme y pedir regalos, de hecho no es una de las razones por las que invitaría a alguien. Pero me parece que si alguien quiere regalarte algo y en cierta forma apoyar el inicio de tu nueva vida pues esta padre orientarlo un poco al respecto y no terminar con mil planchas, figuritas de porcelana o toallas y sabanas.

Es por esto que les veo muchísimo provecho a tener una o varias mesas de regalos en la que nosotros previamente seleccionemos los artículos que más nos gusten y que necesitemos. Debo de ser franca a mi no me encanta eso de solo tener como opción lo de certificados de regalos se que son muy prácticos y útiles y en algunos casos es la mejor opción, por ejemplo las parejas que se van a vivir al extranjero, o los que ya viven juntos de hace tiempo pero para todos los demás si me parece que es mucho más padre regalarles algo que sepas que usarán en su casa, aun cuando puedan ir y cambiarlo por un par de zapatos.

Nosotros decidimos abrir nuestra “mesa de regalos” en Palacio de Hierro, seleccionamos un plan en el que llevan los regalos a nuestra casa pero también se pueden cambiar por alguna otra cosa. No crean que me estoy contradiciendo, eso lo hicimos porque nuestra idea era abrir otra mesa de regalos en otro almacén y pues justo para no repetir regalos.

Paso mucho de que abrimos la “mesa de regalos” a que llegamos a hacer la selección de estos, quizás por que no teníamos ni idea de que queríamos y también porque hemos tenido mil pendientes más. El caso es que el domingo pasado fuimos por fin a seleccionar nuestros regalos, llegamos muy emocionados porque nos iban a dar la maquinita esa que scannea los artículos, finalmente tuvimos el scanner en nuestro poder y oh oh! noo!!! No teníamos idea de que seleccionar, lo único que teníamos muy claro que queríamos y fuimos corriendo a marcar era una batidora de malteadas, esas que son super retro color verde menta y después de eso no sabíamos que hacer ni a donde ir. Pasamos a la sección de plachas para la ropa y si había varias opciones pero no sabíamos cual seleccionar, la verdad es que no teníamos idea de si fijarnos en el precio, o en la marca o las características, etc.

Ahí fue cuando llegamos a la conclusión de que algo no estaba bien, necesitábamos algo más de preparación, el haber hecho una lista nos hubiera sido de gran utilidad y tendríamos mucho más claro que es básico, que puede ser más un lujo que una necesidad y que no necesitamos. Ahí no termina la historia pero en este post sí, la verdad no quiero que se vuelva interminable porque ese día fue largo así que me gustaría contarles más sobre otras opciones y también mostrarles la lista que finalmente tenemos y la que pensamos usar nuevamente para seleccionar lo que si necesitamos.

Espero lo disfruten y si están preparándose para casarse espero les sirva mucho, cualquier duda o comentario no duden en dejarlo aquí abajo. No se olviden de seguirme en INSTAGRAM y en FACEBOOK que en todas las redes trato de tener contenido diferente para que me sigan por la que más les guste. Y estén al pendiente de la Parte 2.

Lula.

2 Comments
    1. Creo que lo más importante es que las cosas te gusten: que si escoges unas toallas sean porque te fascinan esas y no otras. Obviamente hay muchos electrodomésticos que son más complicados de elegir, pero creo que al final de cuentas, nadie se arrepiente de no haber comprado la licuadora x en lugar de la y. Mucha suerte en esta bella etapa.

      Natalia
      http://www.lindifique.com

    1. No es que uno quiera los regalos, pero cuando te casas no tienes nada! Y la gente lo sabe, no te sientas culpable de quererlos, te juro que es de lo normal! Nosotros lo que hicimos fue que no nos dieran regalos, si no que ahi mismo en liverpool y/o en palacio, (dentro de la mesa de regalos) nos dieran como una tarjeta de regalo y ahi todos nos depositaban, al final, con todo lo que juntamos, pudimos comprar las cosas más grandes que a la de a fuerza un hogar necesitas: estufa, lavadora y refrigerador y que era lo que mas caro salía… Ese es mi consejo 😉

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *